martes, 23 de agosto de 2016

LA FIESTA DE SAN BARTOLOMÉ DE RAÑECES

Antiguamente, la fiesta de San Bartolomé en Rañeces (Les Regueres) se celebraba el domingo siguiente al 24 de agosto. 

Noticia de la fiesta del 21 de agosto de 1930 publicada en La Voz de Asturias

En Rañeces había capilla, que aparece documentada en 1785 en el libro de fábrica parroquia, donde se dice que, en la visita de ese año del sr. Provisor, éste pide que la arreglen: 

“La de San Bartolomé no tiene fábrica ni dotación alguna y por tanto pido al Sr. Cura de la parroquia que dentro del término de 15 días saque de ella y traslade a la iglesia el ara, imágenes sagradas, campana y más pertenencias de culto divino y luego la profane haciendo demoler sus paredes y fijando una cruz en el sitio que hoy ocupa”. 

Noticia sobre la fiesta de 1926 publicada en Región

En 1792 no se llevó a cabo tal demolición y manda que, en caso de componerla prontamente los vecinos del barrio, no se efectúe lo mandado. 

La capilla, que se mantuvo en pie hasta la guerra civil, estaba en lo alto del pueblo y, desde esa época, se celebró la misa en la escuela. Se subastaban tres rameras para el pago de la fiesta. La romería se hacía en El Gortón y el lunes había carrozas y carreras de burros. 


La última romería celebrada fue en el año 1987. 

Actualmente la imagen de San Bartolomé ya no existe pero los vecinos, que en 2015 fueron nombrados "Regueranos del Año" por parte de La Piedriquina, siguen celebrando una misa festiva. La de este año tuvo lugar el pasado domingo 21 de agosto.

domingo, 31 de julio de 2016

XVI JORNADAS DEL PAN Y LAS NATAS VAQUEIRAS


El pasado fin de semana se inauguraron las XXI Jornadas de la Cultura Vaqueira, en Naraval, precioso pueblo del concejo de Tineo. 


El pregonero de las mismas fue Javier Fernández Conde, doctor en Historia, sacerdote y catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Oviedo, como se recoge en esta noticia publicada al día siguiente por El Tapín.


Tras el pregón, tuvo lugar el acto de entrega de las placas honoríficas que el Museo Vaqueiro y la Asociación Manxelón entregaron a Javier Fernández Conde y a Rosa María Rodríguez Fernández,  por su labor de investigación en torno a los vaqueiros de alzada. La Voz del Trubia también publicó la noticia sobre ello.


La Presidenta de la Asociación Cultural La Piedriquina y Cronista Oficial de Las Regueras recibió la placa honorífica por su labor investigadora de los vaqueros de alzada de la zona central de Asturias de mano del  Alcalde de Tineo, José Ramón Feito Lorences.


En su discurso de agradecimiento, Rosa recordó que "en Les Regueres decimos vaqueros en vez de vaqueiros porque en la zona del centro de Asturias no se diptonga la e" y también explicó que en el concejo reguerano hubo vaqueros de alzada en Cogollo, donde todos sus habitantes lo eran y trashumaban a Somiedo, a Valle de Lago y a Coto de Buena Madre; en Escamplero y Quexu que también alzaban a Somiedo pero a Aguino y Perlunes y recalcó que hay una familia que aún hoy sigue haciéndolo... "De otras partes de Les Regueres subían a La Focella y a otros puntos de Somiedo, como ocurría con los vaqueros de Illas, Candamo, Castrillón, etc. En las parroquias de Biedes y Andayón iban a Torrestío, donde aún siguen yendo tres familias. Allí coincidían con vaqueros de Llanera, Siero, Gijón, Gozón, Grao, Yernes y Tameza, Morcín, Riosa, Ribera de Arriba, Ardesaldo de Salas, Ponticiella de Navia, etc.”


Son varios sus trabajos publicados sobre el tema: Los vaqueros de Las Regueras y Llanera, publicado en “Estudios ofrecidos a J. M: González (2006), La vivienda y los medios de vida de los vaqueros de Cogollo a través del Catastro de Ensenada, publicado en Anuario nº 2 de La Piedriquina (2009), De Biedes a Torrestío, publicado en Anuario nº 4 de La Piedriquina (2011)... Y, desde hace tiempo, trabaja en un proyecto más amplio que abarqua a toda la zona central de Asturias.


Tras los actos institucionales, la asociación cultural "Manxelón", organizadora de las jornadas, ofreció a los asistentes una visita guiada al Museo Vaqueiro de Asturias y, a continuación, la degustación del pan y las natas, productos típicos de la gastronomía vaqueira que, según la noticia publicada por La Nueva España, se habían elaborado artesanalmente en Naraval durante la mañana con productos caseros, ehaciendo más de 30 bollos rellenos de chorizo y tocino en un antiguo horno de leña y unos 25 litros de natas.


La jornada estuvo amenizada por las actuaciones del grupo de baile vaqueiro La Corte de Enverniego ,de Valdés, y acompada por un sol expléndido. 


En nombre de Rosa y de todos los que ese día la acompañábamos, queremos, desde aquí, dar las gracias tanto a la Asociación Manxelón como al Museo Vaqueiro de Asturias por hacernos pasar un día tan especial, en un ambiente inmejorable, empapándonos de cultura vaqueira.

jueves, 7 de julio de 2016

LA ROMERÍA DEL CARMEN DE TAMARGO DE 1960

La nueva revista de La Piedriquina es un monográfico sobre La Romería del Carmen de Tamargo (Les Regueres) de 1960. 


En ella encontraréis fotografías preciosas de nuestro gran fotógrafo JOSÉ Mª GONZÁLEZ VILLANUEVA, que nos transportarán a cómo se vivía la fiesta hace 56 años, con carrera ciclista, partido de fútbol, promesa, comida en familia en el prao de Tamargo o en La Cerra... Dado que acudía gente de todos los pueblos cercanos, es fácil que encontréis en ella grupos de conocidos o a vosotros mismos... ¡Os gustará!


La revista estará a la venta a partir del jueves 14 de julio.

Para información y reservas, podéis escribirnos a lapiedriquina@yahoo.es

martes, 14 de junio de 2016

FÁBRICA DE SIDRA CHAMPAGNE "LA REINA DE ASTURIAS"

A principios del siglo XX, existió en Grado una fábrica de sidra champagne, registrada bajo la marca de "La Reina de Asturias", propiedad de Manuel F. Miranda, tal y como podemos ver en esta etiqueta de 1914:

Boletín Oficial de la Propiedad Industrial, 1 de junio de 1914

Sobre dicha fábrica, el periódico La Prensa del 25 de julio de 1922 publicaba la siguiente columna:

"Habíamos oído hablar de la importancia de la Fábrica de sidra champagne LA REINA DE ASTURIAS, de la bondad y esmero con que es allí elaborado tan rico caldo, y hemos querido comprobarlo haciendo una visita a éste simpático establecimiento fabril. 

Simpático, por haber sido fundado por un benemérito hijo del pueblo, sin más auxilio que una inerte voluntad y una clara percepción, de lo que puede y debe ser Grado como pueblo industrial, especialmente en los productos que, como la manzana y su derivado la sidra, ocupa un lugar preeminente en nuestra provincia, la que hemos verificado, habiendo quedado gratamente impresionados de todas sus dependencias, montadas con todo esmero y en consonancia con las exigencias más modernas.

Hemos conversado unos momentos con don Fernando Fernández, fundador y continuador de la fábrica, que forma parte de la razón social MANUEL F. MIRANDA, HIJO, quien nos mostró las altas distinciones del que fué objeto su sidra la REINA DE ASTURIAS en cuantas Exposiciones ha concurrido, de las que no podemos por menos de hacer grandes y merecidos elogios.

Nos mostró las ventas realizadas durante el año en curso, que son considerables, y la gran demanda que recibe de mercados extranjeros, todo lo cual nos hace augurar a esta floreciente industria un porvenir lisonjero, que no será precisamente en bien de sus propietarios tan sólo, sino en el de todo este concejo".

La Prensa, 22 de julio de 1922

viernes, 29 de abril de 2016

LA CORONA, LA CERVEZA QUE SE FABRICABA EN LUARCA

La elaboración de cerveza para su comercialización está documentada en Asturias desde el siglo XVIII pero no conocemos la misma cantidad de información de las quince fábricas, ya desaparecidas, que existieron desde entonces [1].


Según datos del Instituto Nacional de Estadística sobre los movimientos habidos y las liquidaciones efectuadas en la industria alcoholera en 1917, aquel año, en concreto, había cuarenta y cinco fábricas de cerveza en España, de las cuales, tres estaban en Asturias [2].


Dos de ellas, La Estrella de Gijón y El Águila Negra de Colloto, funcionaron con éxito durante tantas décadas que, aún hoy, es relativamente fácil encontrar tanto botellas antiguas como artículos publicitarios entre esas cajas almacenadas por los desvanes o entre las vitrinas de los coleccionistas.


Sin embargo, mucho más difícil es que, actualmente, alguien recuerde la tercera elaboradora de cerveza operativa en Asturias en 1917: la fábrica La Corona, a nombre de Don Ramiro P. del Río, en Luarca, situada en el Barrio Nuevo, por aquel entonces denominado Bosque de la Vega del Campo.


Ramiro Pérez del Río Palicio fue un importante industrial luarqués que siguió la estela de su padre, Ramiro Pérez del Río García, el creador, hacia 1880, de una gran imprenta de cuyas planchas salieron publicaciones como El Faro de Luarca o La Voz de Luarca, entre otras.


Tras haber realizado prácticas profesionales en Suiza, Ramiro fue enviado por su padre a Alemania en octubre de 1905, con el fin de completar sus estudios en el arte de la litografía [3].


Ramiro realizó sus estudios en Leipzig, ciudad alemana en la que entonces había más de 80 locales con licencia para elaborar “Leipziger Gose”, un antiguo estilo de cerveza de consumo rápido que se bebía en las propias tabernas que lo elaboraban, almacenado en los barriles en donde fermentaba.


Durante su estancia en Leipzig, Ramiro P. del Río se especializó en el proceso de elaboración de cerveza estilo “Gose” que, a partir de 1917, empezaría a producir en Luarca, en las instalaciones anexas a los talleres de encuadernación, imprenta y litografía que, desde mayo de 1912, tenían padre e hijo en sociedad regular colectiva bajo la razón social “Ramiro P. del Río e Hijo” [4].


Con motivo de la inauguración de la fábrica de cerveza, se publicaba en el número 171 de la revista gráfica semanal Asturias, con fecha del 17 de noviembre de 1917:


Después de haberlo solicitado a mediados de 1917, el 6 de junio de 1918 se concedía, a nombre de Ramiro P. del Río y Palicio, el registro de la marca “La Corona”, para distinción de sus cervezas [5].


Para la elaboración de la cerveza La Corona, se importaba malta de cebada de la región de Moravia (República Checa). Este tipo de malta se utiliza a menudo en la producción de cervezas pilsen y lager doradas pues es suave, dulce y de color claro. Tal y como se publicaba en El Noroeste del 24 de mayo de 1918, la malta llegaba a Luarca desde el puerto de Gijón, al que, a su vez, entraba procedente de Barcelona.


Aún no se ha podido probar si La Corona solo era elaborada para su consumo como cerveza fresca, igual que ocurría con las “Leipziger Gose”, o si era embotellada. Lamentablemente, el hecho de que hayan pasado 95 años desde el cierre de esta fábrica, junto con el de la desaparición de los archivos de la empresa de Ramiro P. del Río, hace que no podamos tener, por ahora, más datos sobre esta cerveza asturiana.


Sin embargo, aunque no podamos conocer las causas concretas del cierre de La Corona en 1920, último año en el que figura dentro de los movimientos habidos y las liquidaciones efectuadas en la industria alcoholera, es de suponer que estuviese relacionado con la disolución de la sociedad “Ramiro P. del Río e Hijo”, ese mismo año.
En la división de los bienes de dicha sociedad, el padre se hacía cargo de todos los efectos destinados a encuadernación e imprenta, como exclusivo dueño de tales establecimientos, girando bajo el nombre de “Ramiro Pérez del Río” mientras que, por su parte, el hijo tomaba posesión de todos los efectos destinados a la litografía, actuando a partir de aquel momento como “R. P. del Río Palicio” [4]. El que se acordase un compromiso tácito entre ambos socios impidiendo la instalación de otras industrias que pudieran entorpecer a las establecidas nos hacen relacionarlo con el cierre de la fábrica de cerveza.

Claudia Prieto Rodríguez, 29 de abril de 2016



[1] El listado completo aparece en el artículo “Cerveza hecha en Asturias”, de Claudia Prieto Rodríguez, publicado en 2013 en el Anuario número 6 de La Piedriquina.
[2] En el Archivo Histórico 1917 – 1920 del Instituto Nacional de Estadística la fábrica aparece registrada a nombre de Ramón P. del Río, pero es una errata.
[3] Nota publicada en Castropol el 20 de octubre de 1905.
[5] Boletín Oficial de la Propiedad Industrial, 30 de junio de 1918.

viernes, 8 de abril de 2016

NOVENO ANUARIO DE LA PIEDRIQUINA

El pasado lunes 28 de marzo presentamos nuestro noveno anuario en Oviedo, en el Club de Prensa Asturiana de La Nueva España. Fue un acto muy concurrido, en el recientemente remodelado salón que, un año más, nos cedió para la ocasión este periódico.
 
PORTADAS DE LOS 9 ANUARIOS EDITADOS POR LA PIEDRIQUINA
 
Para nosotros fue un momento muy especial ya que nos llena de ilusión el poder presentaros la revista en la que trabajamos con tantas ganas durante doce meses, así que agradecemos enormemente la colaboración prestada, tanto a los trece autores de este número del anuario, como a los fotógrafos y a los patrocinadores que nos ayudan. También nos gustaría dar las gracias a todos aquellos que asististeis al acto de presentación, algunos fieles habituales y otros por vez primera. ¡Esperamos que os guste el anuario y que disfrutéis con los artículos que contiene!
 
INICIO DE LA PRESENTACIÓN DEL ANUARIO 9 DE LA PIEDRIQUINA
 
En la mesa participaron los autores: Miguel Suárez, Xandru González, Chema Martínez y Rosa Rodríguez y, contamos también con la participación de María Asunción Arias, a quien le habíamos pedido que fuese la presentadora del evento.
 
LOS AUTORES: CHEMA MARTÍNEZ, XANDRU GONZÁLEZ, ROSA RODRÍGUEZ Y MIGUEL SUÁREZ
 
El Anuario 9 de La Piedriquina da comienzo con el artículo titulado "Hórreos y paneres de la parroquia de Biedes", del que es autor Carlos Xesús Varela Aenlle. En este trabajo, con el que se pretende crear conciencia para su conservación por la importancia que tienen como parte de nuestro patrimonio, se han catalogado un total de 55 hórreos y 26 paneras, algunas de éstas decoradas al estilo Carreño, entre las que hay tres sobresalientes: la panera de Casa Xugal y la de Bernardo, en Biedes, y la de La Piedra, en Parades, firmada en 1793.
 
MOMENTO DE LA PRESENTACIÓN DEL ANUARIO 9 DE LA PIEDRIQUINA
 
A este artículo le sigue el gran trabajo realizado por Miguel Suárez y Laura Arango del Campo, miembros de la Asociación L'Ayalga, sobre los orígenes de la iglesia de San Pedro Nora.
 
MIGUEL SUÁREZ, DURANTE SU INTERVENCIÓN EN LA PRESENTACIÓN DEL ANUARIO 9
 
La exposición del propio Miguel sobre "San Pedro de Nora: ¿Una iglesia propia de la aristocracia rural altomedieval?" captó el interés de todos los asistentes. Incluso la prensa local reflejó en un amplio reportaje, publicado días después, la importancia de este estudio realizado para el Anuario 9 de La Piedriquina.
 
REPORTAJE PUBLICADO POR LA NUEVA ESPAÑA EL 4 DE ABRIL DE 2016
 
Por otra parte, en este número no podía faltar un artículo de Florentino González realacionado con la Guerra Civil, ya convertido en uno de nuestros favoritos. En "Las fortificaciones de la Guerra Civil en Les Regueres", Florentino cataloga un total de 71 construcciones: 53 nidos de ametralladora, 2 polvorines, 2 puestos de tirador, 3 refugios y 11 trincheras. De cara a la adecuación de este patrimonio en Les Regueres para un uso terciario, turístico y cultural, habría que tener en cuenta su ubicación. Por un lado tenemos un importante número de fortificaciones emplazadas en montaña, que es además el sitio donde se conservan los mayores y mejores tramos de trinchera. Por el otro, existe un buen número de nidos ubicados en poblaciones o en terrenos de labranza y/o explotación ganadera. Mientras que para los primeros las principales necesidades de adecuación residirían en la realización de trabajos de desbroce y limpieza periódicos, con el fin de hacerlos visibles, en los segundos el principal problema de conservación y de aprovechamiento está en su emplazamiento en recintos particulares de acceso restringido. No obstante, lo dicho, dada la cantidad de estructuras existentes, no debiera ser un gran problema establecer varios itinerarios en los cuales se permitiera al visitante recorrer buena parte de los mismos, al tiempo que se podrían poner en relación con los sucesos aquí ocurridos y con otras construcciones, no expresamente militares, pero que tuvieron parte en aquel conflicto. Por ejemplo, el palomar de Areces o el hórreo azul de Los Piñeos, utilizados ambos como emplazamientos de ametralladoras, el hospital de campaña de Les Ablanoses, la casa ametrallada de La Casa Nueva, etc. El patrimonio militar de la Guerra Civil debe, no solamente ser investigado y preservado, sino que además debe ser expuesto sin miedo, como un paso más en la superación de un conflicto que ha marcado a varias generaciones, aprovechándolo como una muestra más del maravilloso patrimonio histórico, cultural y etnográfico que puebla estas tierras.
 
UNO DE LOS NIDOS DE AMETRALLADORAS QUE AÚN SE CONSERVA EN LES REGUERES

El sumario del anuario continua con el artículo dedicado a la fábrica de lavadoras ALCORA, escrito por José Luis Martínez Quintana. ALCORA fue la única fábrica de lavadoras en Asturias, situada primero en la calle Río San Pedro de Oviedo y, más tarde, en La Corredoria, justo en el lugar donde hoy se encuentra el centro social El Cortijo. Estuvo en funcionamiento unos 10 años, en la década de los 50 del siglo pasado y llegó a tener delegación en Madrid en la calle Juan de Urbieta. Fabricaba al día, en sus mejores tiempos, 10 lavadoras Alcora Kapitán de bombo giratorio, además de las de hélice así como varias neveras y calentadores. La sociedad Alcora fue fundada por Justo Alvarez, Miguel Cores y Jaime Rabassa, con las dos primeras letras de cada apellido se formó el nombre. Tiene mucho interés este trabajo porque casi nadie recuerda ya esta fábrica y por lo que supuso para Asturias.
 
ANTIGUO ANUNCIO DE ALCORA
 
El siguiente artículo lleva por título “100 cases: 100 o más tuve viendo”, de Xandru González Fernández,  y es toda una filosofía de vida. No solo corresponde a la foto principal de la portada del anuario sino que también se ha convertido en uno de nuestros preferidos. ¡Os recomendamos que no dejéis de leerlo!
 
XANDRU GONZÁLEZ, DURANTE SU INTERVENCIÓN EN LA PRESENTACIÓN DEL ANUARIO 9
 
Otro de nuestros grandes colaboradores, Chema Martínez, escribe esta vez sobre "Bares tienda de Llanera, 1ª parte". Es un estudio cargado de sentimiento, en el que intenta captar el ambiente de aquellos chigres, ya desaparecidos, en los que se compraba, jugaba y cantaba, entre otras cosas...
 
CHEMA MARTÍNEZ, DURANTE SU INTERVENCIÓN EN LA PRESENTACIÓN DEL ANUARIO 9
 
Son tantas las historias y recuerdos detrás de cada uno de los bares-tienda recogidos que no es de sorprender el éxito que está teniendo este artículo, al que el periódico de El Tapín dedica una página entera en su última edición.
 
ENTREVISTA A CHEMA MARTÍNEZ PUBLICADA EN EL TAPÍN. ABRIL DE 2016
 
Por su parte, Pedro Quirós Corujo nos ofrece un pequeño estudio sobre “El mal de la rosa y su difusión en Les Regueres”. En él hace un repaso por esta enfermedad que fue muy grave y que tuvo carácter endemico en nuestro concejo, en Llanera y en Carreño. Se debió, sobre todo, a la pobreza y mala alimentación, a la falta de vitaminas y proteinas, acentuado con la llegada del maiz a España, convirtiéndose este en casi único alimento. Se conoce como la enfermedad de las tres DDD: Dermatitis, Diarrea y Demencia. El Dr. Casal y Dr. Roel realizaron sendos estudios de esta enfermedad que llamaron lepra asturiensis. En el concejo llegó a haber a mediados del siglo XVIII: 49 hombres y 113 mujeres afectados. 
 
La toponimia es una eficaz herramienta para conocer detalles de la vida pasada de los pueblos y nuestro experto, Feliciano Suárez, aborda, en esta ocasión, la relativa a una parte de Cogollo. Gracias a los datos recogidos confirmamos el pasado de vaqueros de alzada de todos sus habitantes en los toponimos La Braña, La Cabaña, El Cabañón. Cogollo aparece citado como Branea de Cugullos en el año 905. Sabemos que se dedicaban a fabricar carbón vegetal con los toponimos Los calieros, Carbonera y otros. Y que cultivaban centeno y panizo y en los montes había castaños, robles y abedules. El nombre de las múltiples fuentes y regueros, los picos y montes, la ermita de San Julián, La Torre, La Cruz del Muerto, donde se halló una necropolis tumular,  completan el estudio.
 
Otro habitual de esta revista, Julio García Maribona, escribe el artículo: “La fiesta de Santa Apolonia de Cañe”. Gracias a lo que nos cuenta sabremos que hubo un palacio y una capilla más antiguos que el edificio que hoy conocemos en Cañe. La capilla actual está, como el palacio, en ruinas, pero congregó durante años a numerosos romeros que acudían a esta cita desde lugares bastante alejados. No se conservan las imágenes antiguas desde la Guerra Civil. Parece ser que la de Santa Apolonia era una talla de estilo bizantino y le acompañaban las de Nuestra Señora de la Paz, de piedra, y San Cayetano. El autor recoge también datos de prensa de los años 20 del pasado siglo donde se da cuenta del esplendor de la fiesta.
 
Aunque me duelan les mueles
siete semanes y un día
nun voy a Santa Apolonia
galán en tu compañía.
 

FOTOS PERTENECIENTES A LOS ARTÍCULOS DEL ANUARIO 9 DE LA PIEDRIQUINA
 
La afición al fútbol ya sabemos que levanta pasiones y, en el Anuario 9 de La Piedriquina, Christian Fernández Suárez nos descubre al Deportivo La Venta, allá por 1955, y dedica el artículo a la memoria de su abuelo Chucho y al resto de compañeros de equipo. El Deportivo La Venta fue fundado por David del Juez y tuvo incluso su escudo con una bellota por el hecho de entrenar en el monte La Berruga, en donde abundaban los carbayos. Pronto se les cambió el nombre, sin querer, ya que Pepe de Casa Concha compró unas camisetas amarillas y, de ahí, el mote de Los Canarios. Las fotos tan entrañables de este equipo, seguro que os traerán un punto de nostalgia.
 
FOTO DE EQUIPO DEL DEPORTIVO LA VENTA
 

Rosa Mª Rodríguez escribe "Fornos de pan en Les Regueres", un elaborado censo clasificado en función de su tipología y de si aún están en uso, o no, en el que se recoge cuántas construcciones se conservan aún en el concejo. A pesar de que este tipo de arquitectura popular no está generalmente muy estudiado, nos pareció importante inventariarlos ahora que todavía era posible. En estos tiempos en los que se valoran tanto los productos naturales..., ¿quién sabe?, igual volvemos a arroxar. Al fin y al cabo, pocas cosas saben tan bien como el pan hecho en casa.
 
UNO DE LOS FORNOS DE PAN QUE SE CONSERVA EN LES REGUERES
 
De los fornos de pan, pasamos a otra fiesta, la de Soto, en Les Regueres gracias a las imágenes que captó nuestro gran fotógrafo José Mª González Villanueva en 1958 y 1959. La procesión y la romería de prao por la tarde nos dan una idea de las fiestas de antes, que se completa con un comentario de prensa enviado por el corresponsal, el maestro Campano, en el año 1927.
 
IMÁGEN DE LA FIESTA DE SOTO, TOMADA POR JOSÉ Mª GONZÁLEZ VILLANUEVA
 
Y, como cierre al sumario de la revista, tenemos el artículo de José Manuel Álvarez Pérez, más conocido como Cuchi, titulado "La emigración… ¡pa quien la quiera!, nun ye platu de buen gusto pa nadie. Siempre te sientes marginao", en el que rememora sus años de emigrante en Bélgica.
 
'Era el mes de agosto de 1965, en Mieres, cuando subimos 14 personas en aquella furgoneta de Canga. No recuerdo muy bien lo que pagamos... ¿Billete? Ni teníamos. (…)
Lo que más noté distinto fue la libertad. Podías andar por donde quisieras, y hablar de lo que quisieras. Eso mucho me llamó la atención.
(...) Para mi fue una experiencia, aprendí un idioma, aproveché pa ver un mundo que no pensaba que existía... pero que duro ye ir a otro pais,…yera como aterrizar en otro planeta. Mirabes pa todos los laos y nada era conocido'.
 
CUCHI, EN EL CENTRO, EN BÉLGICA
 
Recordad que el Anuario 9 de La Piedriquina podréis conseguirlo en Librería Parquesol, de Posada de Llanera, y en las siguientes librerías de Oviedo: Librería Cervantes, Librería Ojanguren, Librería Alarcos y Santa Teresa Librería - Café. Para pedidos, información y otras consultas, no dudéis en escribirnos a lapiedriquina@yahoo.es
 


lunes, 14 de marzo de 2016

LA TONADA. CANTANTES DE LES REGUERES

[Artículo de Manolo El Barberu, publicado en La Piedriquina nº 20, febrero de 2001. Corregido y aumentado para esta edición].
 

A los amantes de la tonada quiero contaros que, en Las Regueras, hubo muy buenos intérpretes, gente con una maravillosa voz que, si no llegó a más, fue por falta de recursos y apoyo.
 
Este concejo muy bien podría compararse con otros en los que hay más tradición de cantantes de tonada. Ya en el primer concurso del diario Región, en 1948, que se celebró en el Salón Babel, en la calle Asturias de Oviedo, participaron seis regueranos.
 
Fueron miembros del jurado, nada más y nada menos, que Cuchichi y Miranda, dos fenómenos de la canción, componentes del glorioso cuarteto que formaban con Botón y Claverol: Los Cuatro Ases.

Los seis artistas que concursaron en 1948 fueron: Víctor de Pumeda, José Manuel González Blanco, de La Campina, Biedes, que interpretó: Soy natural de Oviedo y Cortexé una moza en Cuero; los hermanos Evaristo y José Paredes, del Escamplero que cantaron Adiós llugarín de Pío y Adiós casa de mi padre, respectivamente; César Rodríguez Sánchez, de Casa el Pichu, de Mariñes y José Marcel, que no se presentaron. Para poder acceder al concurso había que superar unas pruebas, dada la gran cantidad de participación, con unas cifras que sobrepasaban los 200 aspirantes.

Este concurso se hizo muy famoso y era seguido por familias enteras apiñadas alrededor de los pocos receptores de radio que había en la época. Los concursantes se explayaban en las dedicatorias, y, hubo una que se hizo popular, la de un concursante que con socarronería se la dedicó a mi mujer que estará durmiendo con el cura, lo que hizo que no le permitieran cantar.

 Manolo Ponteo

Manuel González González, conocido como Manolo Ponteo, nació en Casa Adolfo Tano de Quexu, el 15 de agosto de 1935. En su familia cantaban sus padres y otros familiares, después lo haría también su hermano Pepe, que concursó en La Nueva de Langreo.
 
MANOLO PONTEO
 
Un tío suyo, José Quexu, que se fue vivir a Brañes, fue gaitero y tamboritero. Su padre incluso componía. De esa escuela casera le vino su precocidad, pues ya a los 13 años ganó su primer concurso, el primer premio de canción asturiana en Trubia.
 
En 1966 ganó el 2º premio del concurso de Región. En la eliminatoria que se celebró en el Cinema Siero cantó una canción compuesta por su padre: Salgo al camino de noche.
 
Fue campeón del VI concurso de Radio Oviedo, en Mercaplana. También pudo mostrar su arte ante diversos Centros Asturianos de toda España. En una de sus actuaciones recibió el apodo de «Caballero de la canción asturiana», convirtiéndose así en una de las grandes figuras del género.
 
En su discografía hay grabadas más de 80 canciones, entre las que destacan recopilaciones como «Salgo al camino de noche», «Pinchéme con una espina» o «Pasé el puertu de Payares». Manolo tenía una fabulosa voz, timbrada, fina, con su propio estilo y como dicen algunos expertos, aterciopelada.

Al casarse pasó a vivir en Ponteo, San Claudio (Oviedo), de donde adquirió el nombre con el que fue conocido en el mundo de la canción asturiana.
 
El Ayuntamiento de Oviedo, con fecha de 30 de octubre de 1998, aprobó dar el nombre de Manolo Ponteo a una calle en La Corredoria situada entre las de Anabel Santiago y Remis Ovalle.
 
El 1 de abril de 1993 el I Concurso y Muestra de Folklore Ciudad de Oviedo le brindó un homenaje en el Teatro Campoamor.
 
Manolo falleció el 25 de enero de 2001.

Modesto González

Otro cantante destacado fue Modesto González Álvarez, El Maízu, nacido el 13 de noviembre de 1921 en Tahoces. Sus padres Fermín y Herminia eran buenos cantadores. Se fue a vivir a la cuenca minera y trabajó en Minas de Figaredo. Ganó varios concursos con el primer premio como los convocados en Turón en 1955, o en Figaredo en más de una ocasión.
 
MODESTO GONZÁLEZ, EL MAÍZU
 
José Menalva
 
José M. Menéndez Álvarez, artísticamente conocido como José Menalva, nació en Cogollo, procedente de una familia de músicos clásicos y tradicionales como los famosos gaiteros y fabricantes de gaitas de talla internacional Manuel y Antón de Cogollo, o el fundador y primer director del Orfeón Ovetense M. Olabarrieta Rayon.
 
MENALVA

Desde los cinco años de edad, Menalva destacó por sus cualidades tanto vocales como musicales y, a los dieciocho años ya ganó algunos de los concursos más importantes de música popular asturiana, siendo galardonado con diversos premios y considerándole el mejor interprete de este estilo.
 
Sus dotes como tenor de ópera le llevan a ser becado por la Asociación Asturiana de Amigos de la Opera, el Ayuntamiento de Oviedo y la Consejera de Cultura del Principado. Estas becas, conseguidas mediante concurso público compitiendo con otros jóvenes valores, le permiten estudiar con algunos de los maestros más prestigiosos del momento como el gran barítono italiano Gino Bechi o el tenor Juan Ruax, profesor de grandes figuras como José Carreras.Durante este período complementa dichos estudios con los de interpretación y los de repertorio con Dña. Carmen Bracons, destacada profesora de importantes figuras como el  barítono Juan Pons. Tras el fallecimiento de su profesor D. Juan Ruax completa sus estudios de canto  con otros importantes maestros como D. Luis de Arnedillo y  asiste   a   importantes cursos internacionales con maestros del prestigio de Alfredo Kraus. También estudió armonía y composición con  el director y compositor Jula Gergel. Su musicalidad y extensión vocal llevaron a queImportantes interpretes del mundo de la lírica como José Carreras, Giuseppe Di Stefano, Gino Bechi, Alfredo Kraus o Pedro La Virgen, resaltasen públicamente sus cualidades, así como también directores de gran prestigio, con los que tuvo el honor de trabajar como Yehudi Menuhin o Romano Gandolfi. Tras debutar en el Teatro Campoamor de Oviedo, con un concierto que cierra la temporada de opera de 1985, actúa en otros importantes teatros como el Liceo de Barcelona, iniciando una brillante carrera profesional.
 
Una grave enfermedad alérgica le obliga a tener que retirarse de los escenarios durante un largo periodo de tiempo, cuando atravesaba por su mejor momento para poder saltar a la fama internacional. Es entonces cuando, motivado por interesantes solicitudes, decide dedicarse de lleno a la enseñanza del canto, profesión que ya ejercía de manera esporádica para ayudar a ciertos colegas.
Como maestro de canto alcanza prestigio internacional, preparando a importantes voces como el tenor español Javier Recio o el ucraniano Constantin Andreyev, prometedora figura de la ópera.
Diversos maestros de canto también han recabado sus enseñanzas para integrar sus métodos de técnicos. 
 
Manolo El Barberu

Y ahora me toca el turno a mí, Manolo El Barberu. Yo también me crié con el agua y la boroña de Les Regueres y empecé a cantar desde niño, oyendo a mi madre, Marcela, que cantaba muy bien, sobre todo la canción de Rosina, pero cantaban bien la mayoría de los vecinos como Ramón de Silvino, Manuel de Cay, Malio y Alfredo Severo, César y Belarmino el Pichu.
 
En Radio Asturias escuchaba al Presi, Juanín de Mieres, José Requejo, Carlitos Solís Lada, José Morán, los Cuatro Ases... Empecé a concursar hace unos 25 años y desde entonces participo en casi todos los que se celebran en Asturias, siendo finalista en la mayoría de ellos. También canté en Centros Sociales de la región y en los Centros Asturianos de Madrid, Santander, Benidorm, Barcelona y Torrevieja.
 
MANOLO EL BARBERU CANTANDO CON ALFONSO LES REGUERES EN LA PRESENTACIÓN OFICIAL DEL PRIMER ANUARIO DE LA PIEDRIQUINA, 2008
 
 
Pertenezco a la Coral Polifónica de Llanera desde su fundación y soy el solista de la agrupación y también cantamos alguna zarzuela, en alguna ocasión con la Coral Polifónica Ciudad de Oviedo. Grabé dos discos: Desde el altu la Cogolla y En el roncón traigo Asturias. Aún recuerdo la primera canción que canté en público: Lo mejor del mundo, Europa y Dime paxarín parlero.
Antes la gente cantaba cuando estaba trabajando por las tierras, cuando iban con el carro, en el chigre, en cualquier sitio. Y, había mucha afición, se hacían pequeños concursos en las romerías.
 
 Recuerdo una anécdota de un concurso en la fiesta del Carmen de La Venta, cuando concursaban, entre otros, Manolo Ponteo y Lalo Fausto de Parades. Ganó Lalo, no sé si influiría que el presidente de la sociedad era tío suyo; el caso es que Manolo Ponteo no quiso recoger el segundo premio.
 
La gente componía canciones alusivas al lugar:


Del alto el monte La Trecha,
oigo cantar y gritar.
Son los mozos de Mariñes
que vienen de cortexar.

En Mariñes ta la fame,
en Biedes la flojedá,
en baxando pa’ La Estaca
nun tienen barriga ya.

 Al baxar L’Escamplero
dieronme una puñalada,
los mozos de Les Regueres
por cortexar en Lloriana.

La carretera Andallón
ye estrecha y muy empinada,
cuando voy por la salida
non me acuerdo de la entrada.
 
 
BIBLIOGRAFÍA:
  • RODRÍGUEZ CORTÉS, P. 1998, I Concurso de Canción Asturiana, Diario Región, año 1948/1998, Fundación de Cultura, Ayuntamiento de Oviedo.MARCILLA, JOSÉ Mª, 1996, Un hito en la cultura asturiana, Ayuntamiento de OvieRODRÍGUEZ CORTÉS, P. 1998, I Concurso de Canción Asturiana, Diario Región, año 1948/1998, Fundación de Cultura, Ayuntamiento de OviedoRODRÍGUEZ CORTÉS, P. 1998, I Concurso de Canción Asturiana, Diario Región, año 1948/1998, Fundación de Cultura, Ayuntamiento de OviedG. LAHERA, SOFÍA, 2015, José Manuel Menéndez, Menalva. Una lección de música, Anuario 8 de La Piedriquina.
  • MARCILLA, JOSÉ Mª, 1996, Un hito en la cultura asturiana, Ayuntamiento de Oviedo.
  • MARCILLA, JOSÉ Mª, 2001, Un hito en la cultura asturiana 2, Ayuntamiento de Oviedo.
  • RODRÍGUEZ CORTÉS, P. 1998, I Concurso de Canción Asturiana, Diario Región, año 1948/1998, Fundación de Cultura, Ayuntamiento de OviedoRODRÍGUEZ CORTÉS, P.RODRÍGUEZ CORTÉS, P., 1998, I Concurso de Canción Asturiana, Diario Región 1948/1998, Fundación de Cultura, Ayuntamiento de Oviedo.
 
RODRÍGUEZ CORTÉS, P. 1998, I Concurso de Canción Asturiana, Diario Región, año 1948/1998, Fundación de Cultura,Ayuntamiento de Oviedo.RODRÍGUEZ CORTÉS, P. 1998, I Concurso de Canción Asturiana, Diario Región, año 1948/1998, Fundación de Cultura,Ayuntamiento de Oviedo.RODRÍGUEZ CORTÉS, P. 1998, I Concurso de Canción Asturiana, Diario Región, año 1948/1998, Fundación de C